Buscar este blog

domingo, 13 de enero de 2008

Alas de cera.

Blindaré mis alas de cera
con la indestructible quimera
de tu mirada de titáneo,
y volaré audaz y espontáneo
hacia el arso sol; nuevamente,
y aleteando furiosamente
esta vez compraré su fulgor.

Quizás lo adquiriré por amor
y envuelto en papel satinado,
te lo entregaré enamorado
de tu hermosa sonrisa boreal.

Tal vez, encontraré en el cereal
que; goloso, como día tras día,
un nimio rayo de fantasía:
el cupón mágico y sagrado
que me dejará emocionado
al darme a ganar tu corazón:
continua y despiadada ilusión
que se perpetua al infinito...
nuevamente
eternamente...

No hay comentarios: